Sistemas Hortícolas Almería

Cultivo hidropónico, todo lo que necesitas saber

28 mayo 2020

Cada vez son más las personas que optan por tener un cultivo hidropónico en su invernadero. En este post os mostramos todo lo que necesitáis saber sobre el cultivo hidropónico. ¿Qué es?, ¿Por qué apostar por este tipo de cultivo?, ¿Qué necesito para empezar?

 

¿Qué es el cultivo hidropónico?

La característica fundamental del cultivo hidropónico es la que las plantas no se siembran en el suelo o terrenos como hacemos habitualmente. Sustituimos el sistema de plantación tradicional en el suelo por la utilización de un cultivo en suspensión, sobre unas bandejas, aportándole los nutrientes necesarios para su correcto desarrollo.

Los sustratos más empleados para la plantación en el cultivo hidropónico son la Fibra de coco, sacos de perlita, arcilla expandida o zeolita.

 

Razones para apostar por este tipo de cultivo

La principal razón por la que se apuesta por este tipo de cultivo es la proteger o incluso evitar por completo que el cultivo se vea afectado por plagas que lo dañen. Con el cultivo hidropónico podemos controlar totalmente los nutrientes que tomará la planta y evitar cualquier contaminación por bacterias en la irrigación.

 

Cultivos hidropónicos en Invernadero

Las hectáreas de invernaderos en cultivos hidropónicos están aumentando debido tanto al control de plagas y bacterias al que hacíamos mención como a los rendimientos en cultivos intensivos que proporciona.

El invernadero además ofrece a este tipo de cultivo protección ante las inclemencias meteorológicas, genera un clima que mejora la producción, y hace que los ciclos sean más cortos. Obtenemos así un cultivo intensivo en ciclos cortos. Es decir, se produce un aumento de la producción en menor tiempo.

 

¿Qué necesito para empezar?

Lo primero que vamos a necesitar es un lugar apropiado para hacer nuestro cultivo hidropónico. La ventaja de este técnica de cultivo es que puede utilizarse prácticamente en todos sitios con gran facilidad, ya que limita mucho la necesidad de espacio pudiéndose suspender en casi cualquier sitio. Así podemos cultivar desde en  un balcón de nuestra casa hasta en un sofisticado invernadero de alta tecnología, cumpliendo con unos mínimos requisitos.

El cultivo hidropónico debe tener como mínimo 6 horas de exposición solar diarias, protección ante las inclemencias meteorológicas y debe tener una temperatura media de 15 y 18 grados para poder obtener una cosecha media.

Necesitaremos colocar el cultivo en unas bandejas especiales o soportes que de alguna manera permitan tener el cultivo en suspensión, a modo de canales o líneas de cultivo. Recomendamos que estos canales tengan una pendiente aproximada del 0.4 % para un correcto drenaje.

El segundo punto a tener en cuenta son los Sustratos, en ellos se va a desarrollar todo nuestro cultivo, aportándole todos los nutrientes necesarios.

Podemos distinguir dos tipos de sustratos:

  • Sustrato solido: Fibra de coco, perlita, carbón vegetal y lana de roca fundamentalmente
  • Raíz flotante: Mediante una solución nutritiva se sumerge la raíz de la planta, en este método no empleamos ningún sustrato sólido.

Uno de los puntos más importantes para obtener una buena cosecha mediante el cultivo hidropónico es tener un agua de calidad para el riego. Debemos aportar numerosas sales, nitratos, de ello depende la calidad y la cantidad de nuestro cultivo.

Por último, tenemos que saber que nuestro cultivo hidropónico debe contar con drenajes suficientes para evacuar los posibles excesos de agua.

© Sistemas Hortícolas Almería S.L. 2019 | Avisos Legales |