Canalilla

Una canalilla es un elemento imprescindible en cualquier invernadero. Se trata de un plástico diseñado especialmente para la recogida de agua de la lluvia para su reutilización y, a la par, para garantizar el drenaje correcto de ella.

Son la mejor forma de proteger nuestros invernaderos de una posible inundación o encharcamiento. La canalilla se coloca a lo largo de su estructura de forma estratégica para que reciban el agua y la canalicen hasta el exterior.

Abrir chat